viernes, 29 de enero de 2016

Una de mis anécdotas curiosas

  En anteriores posts os prometí que os contaría una anécdota muy curiosa que me sucedió el día que fui a comprarme el CD de Eros Ramazzotti, pues ha llegado el día. 

  Una mañana calurosa de octubre del 2014 y recién salido a la venta el CD de mi ídolo, me dirigí a comprarlo. Ilusionada, con mi CD en manos, lo dejé en caja para pagarlo y un hombre que estaba ahí esperando, me lo quita y empezó a hablarme en español forzado con un acento muy italiano “Oh il gran Eros Ramazzotti”. 

  Era un hombre mayor de pelo canoso, vestido muy elegante con un pantalón de pinzas, camisa, una americana de paño y con un sello de oro que le ocupaba casi toda la mano. Lo acompañaba su hijo de 8 años, delgadito, tímido y muy educado. Se trataba de un famoso escritor italiano retirado en una pequeña isla. 

  En nuestra conversación larga y tendida me contó a grandes rasgos su vida llena de lujuria y desenfreno, me habló de su gran pasión por el mundo del cine, todas las celebrities y gente importante que conoció a lo largo de su vida, sus dos intentos de suicidio, todos los vehículos de lujo que poseía y las grandes influencias que tiene. La verdad que fue una conversación muy interesante y amena. Me ofreció ser su musa y así poder escribir su última novela, a cambio de tener una vida resulta, sin que me faltara de nada, pero mi respuesta fue… no. Agradecida de haberlo conocido y charlar un buen rato, me volví a mi casa. Al día siguiente me localizó y quería  ir a buscarme con su porche descapotable, y le volví a decir que no. Y ya nunca más he vuelto a saber de ese entrañable escritor.


  No soy una persona que se deja deslumbrar por dinero ni pertenencias materiales. Y tampoco soy de pedir favores porque al final todo eso hay que devolverlo con creces. La conclusión que saqué de esa conversación es que el dinero ayuda a hacerte la vida más fácil pero no lleva la felicidad, a veces incluso te lleva por malos caminos. No por tener más bienes materiales vas a ser más feliz, porque no dejan de ser eso, cosas materiales, que el día de mañana cuando tú te vas, esas cosas se quedan aquí. Para mí, es mucho más rica una persona llena de experiencias, anécdotas que contar, conocimiento, vivencias, que acumula momentos inolvidables, eso siempre va contigo y te ayuda a crecer como persona. ¡Feliz fin de semana!


Sudadera / Sweatshirt: BreakfastPink Moda
Camisa / Shirt: H&M
Jeans y anillo: BreakfastPink Moda
Botines / Booties: Nero Giardini
Gafas / Sunnies: Mr Boho


1 comentario:

  1. Plas plas plas. Mil aplausos.
    Es que poco más se puede añadir.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! / Thanks for your comment!